Llorá con respeto

...acostada, decadentemente eufórica, con una botella de Grapamiel en una mano, el cigarro en la otra, lloraba, reía, volvía a llorar, enloqueciendo a mis amigas que, en su solidaridad femenina, no tenían idea de como ayudar...

6/28/2006

De cómo llegó Yerba


Con mi pareja hacía rato que estábamos queriendo tener un perrito, desde que empezamos a vivir juntos, y la verdad es que a mí, la historia de comprar perros no me gusta nada, no me gusta el 'negocio'.

Lo hablamos mucho, y decidimos que adoptaríamos (Jumiya fue testigo de mi búsqueda). Luego de dar vueltas para intentar encontrar alguno que estuviera cerca de Alicante, nos comenta el papá de Edu que conocía a un criador de Stafford inglés en Elche, y que tenía una perra que quería regalar.

Yerba (Candy, nos enteramos después) tenía 6 años cuando llegó a casa, el comerciante que la tenía, la habrá hecho parir muchas veces, porque tiene unas tetotas de madre con unos botoncitos puntiagudos muy graciosos. Y claro, con 6 años, supongo que ya no es madre joven, que los hijitos no se pueden vender a tan buena pasta!!
Nos regala a nuestra hija 'muy generosamente'. Eso sí, si queremos el pedigree, nos lo vende a 700 euros!!! Se me permite??: ja ja ja!

La adaptación entre todos demoró una semana. Ella se sentaba en el sofá, mirando el rincón, no nos miraba, sólo nos seguía a la hora de la comida. No quería ir a la calle y no sabía bajar escaleras. A la gorda había que llevarla en brazos hasta abajo, y subirla igual, porque sino, se quedaba congelada en el primer escalón (de arriba o abajo).

A los 8 días de convivir, de mimos, de palabras, de llamarla con su nuevo nombre, Yerba se desató y se subió a la cama una mañana dominguera. Entre medio de los dos, buscando calorcito. Ni atrás, ni en los piés, ni en el borde, justamente en medio, con descaro, panza pa' arriba, pidiendo cariño.
Y desde ese día fuimos familia. La educamos pa que no se subiera a la cama, pero aprovecha cualquier 'abandono de hogar' para dormir ahí, aunque tenga calor. Lo sabemos por los pelos, y porque demora mucho en recibirnos cuando llegamos.

No tenemos hijos humanos, y sé que la comparación sería un despropósito. Pero la queremos tanto!!! Y ella nos quiere más, eso, seguro. Los perros son hermosamente generosos, incondicionales, compañeros, pero no descubrí nada, que digo de nuevo, no?

No sé, mea culpa por ser tan vagota, porque no milito, me da vergüenza, pero sólo apoyo y respeto desde el sillón. E igual me atrevo para decir: que sí me parece que una buena solución para no ver cosas tan feas, para no tener tanto amiguín abandonado fundamentalmente en verano, tanto sufrimiento, tantos bichitos perdidos, tantos sacrificados, es ADOPTAR, no comprar, no ser parte del juego negociante.

Como en los humanos, no creo que la gestación sea determinante. Ser padre (lo digo con timidez, ignorancia y mucho respeto a los padres) pienso que es dar amor, sólo eso, y con un perrito, tambíen se trata un poco de eso, no?

Ahora nos gustaría que la reina fuera mamá, en casa, para que disfrute una vez, y para que disfrutemos nosotros!!


Edito porque no salieron los enlaces:

1 comentarios:

Blogger Esther ha dicho...

¡ Qué bonita perrita! ¡ Tiene cara de no haber roto un plato! Yo tb tengo uno que es adoptado porque después de que muriera Diana ( la última que nos quedó) nos sentimos tan tristes y tan vacíos que decidimos adoptar un perrito. Yo tengo un post de esos de cuando nadie me leía aún, creo que está por los archivos de junio del 2006, es un momento muy triste de mi vida. El post se llama" historia de perros" y cuento como perdimos a nuestra última perrita ( hermana de otra que murió antes) y como llegó Lagun a nuestras vidas. Está tan escondido que nadie lo ha visto. Y es que estos animales llegan a formar parte de nuestra familia, y se les coge gran cariño y amor. Los perros y gatos son un amor ¡ no entiendo como puede haber gente tan cruel!

PD: Yo sólo sé hacer los enlaces como tú los haces en este post ¿ Sabes como se hacen normales?

Gracias por esta historia con final feliz, no me había percatado de que estuviera por aquí. Espero que le déis el cariño y que la aprecéis como ese señor quizás no supo hacerlo.

Un beso.

02 septiembre, 2006 16:28  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal