Llorá con respeto

...acostada, decadentemente eufórica, con una botella de Grapamiel en una mano, el cigarro en la otra, lloraba, reía, volvía a llorar, enloqueciendo a mis amigas que, en su solidaridad femenina, no tenían idea de como ayudar...

5/19/2006

Si al matrimonio por amistad!

Unos cuantos medios valencianos se hacen eco hoy de una noticia del Tribunal Superior de Justicia de la Generalitat, donde este último "avisa" sobre el incremento de un 119% en las bodas entre españoles y extranjeros (no comunitarios claro).
Comentan que estos son matrimonios por conveniencia, encarando que le conviene al extranjero, aunque en el caso de cobrar hasta 3000€, yo creo que conviene a ambas partes. Pero no sé verdaderamente cuantas de estas bodas se dan de esta forma, no veo números.
Voy a hablar de lo que sí conozco, donde nadie cobra nada, ni nadie paga nada: son las bodas por amistad.
Tengo amigos/as argentinos y uruguayos que se han casado con españoles amigos/as, pero eso, por pura amistad, "porque somos amigos y no quiero que te tengas que ir de este país".
El matrimonio es un contrato, siempre lo es, y tengo serias dudas que todos los españoles que se casan entre ellos "aparentemente" por amor, se amen y respeten con absoluta generosidad, y por supuesto no son investigados sobre la autenticidad de su amor-unión.
Yo creo más en un contrato por amistad que por amor, es más generoso y seguramente la relacion (amistad) sea más perdurable en el tiempo.

2 comentarios:

Blogger Antonio Roman ha dicho...

En realidad mucha gente se casa pa tener a quien putear. A ver cuando el tribunal superior da el porcentaje de matriminios que se odian.

27 mayo, 2006 10:48  
Blogger Llorá con respeto ha dicho...

ya que que quieren evaluar tanto si un matrimonio es por conveniencia, habria que buscar algun parametro para medir el amor-odio, costumbre, miedo a la soledad y tantas cosas que hacen que la gente quiera convivir (o conmorir)

27 mayo, 2006 10:54  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal